Compartir

Una mujer ha sido condenada a pagar 28.000 euros, tras haber abandonado un Volvo V40, durante 9 años, en el interior de un parking, situado en la plaza Bisbe Berenguer Palou, en el centro de Palma; un estacionamiento de concesión privada que, tras varias denuncias, reclama la cantidad señalada a la propietaria.

Los 28.000 euros es el total de deuda acumulada durante todo el tiempo que el vehículo permaneció en el interior del aparcamiento. La denuncia se presentó en el 2012 (en aquel entonces la factura ascendía a 21.627 euros) contra Inmaculada M., dueña del vehículo en cuestión, que según informa el portal especializado 'Soy Motor', ocupaba una de las plazas más demandadas por su facilidad de aparcamiento al situarse tras las barreras. 

Durante todo el tiempo que ha durado el proceso judicial, Inmaculada no ha respondido a los requerimientos de los propietarios del parking, tampoco a las denuncias ni se personó con abogado o procurador el día del juicio, inactividad que ha alargado en exceso todo el proceso.