Compartir

Tres meses después de que el director ejecutivo de Apple Tim Cook anunciara, en declaraciones a 'ABC News', que los usuarios de iPhone podrían deshabilitar la ralentización de sus teléfonos móviles cuando sus baterías estén degradadas, Apple ha presentado la función 'Salud de la batería', integrada dentro de versión de iOS 11.3.

Para poder utilizar esta nueva función es imprescindible tener descargada la última actualización del sistema operativo (iOS 11.3) en tu teléfono móvil. Una vez hecho esto, tan solo tienes que acceder a los ajustes del teléfono móvil y seleccionar la opción 'Batería'. A continuación, pulsa sobre la opción 'Salud de la batería' (todavía en versión Beta), para poder gestionar la batería por ti mismo.

Gracias a esta característica, el usuario podrá escoger entre un peor rendimiento garantizando la estabilidad del teléfono o decantarse por un rendimiento superior con el riesgo de que el sistema se reinicie.

En caso de activar el modelo de gestión automática, el usuario notará mayores tiempos a la hora de iniciar una app, frecuencias de fotogramas inferiores al desplazarse, atenuación de la retroiluminación y disminución del volumen del altavoz, entre otras cosas. La compañía asegura que no se verá comprometida la calidad de las llamadas y de las fotos, el rendimiento del GPS y la precisión de la ubicación.

No estará disponible en todos los teléfonos móviles con sistema operativo iOS. No está incorporada en iPhone X ni en iPhone 8 puesto que ambos teléfonos móviles incorporan una serie de mejoras de hardware para gestionar la batería de forma eficiente.

Por otro lado, esta característica tampoco estará disponible en el iPhone 5S. En definitiva, esta nueva característica tan solo está disponible para todas aquellas personas que tengan teléfonos comprendidos entre el iPhone 6 y el iPhone 7S.