Compartir

El Ejército alemán tiene previsto introducir en 2018 una nueva línea de uniformes premamá para las mujeres embarazadas que forman parte de sus tropas, ha avanzado una portavoz del Ministerio de Defensa germano a la agencia DPA.

El Ministerio de Defensa está valorando en la actualidad las opiniones dadas por las militares y aplicando posibles mejoras en el diseño de los futuros uniformes.

La adquisición de los trajes, que cubren todo el cuerpo, se llevará a cabo en todo el país después de que se hayan hecho pruebas de vestuario con diferentes prendas en las filas de las Fuerzas Armadas alemanas, la llamada Bundeswehr.

En la fase de pruebas, unas 80 militares se probaron alrededor 500 prendas de diferente talla y composición, que incluían desde uniformes empleados en el campo de batalla a trajes de servicio y medias.

MODERNIZARSE ANTE EL ELEVADO NÚMERO

La introducción de uniformes premamá se enmarca en los planes de Alemania por modernizar sus Fuerzas Armadas y garantizar la igualdad entre sus trabajadores. Con esta medida, Berlín busca equipararse con otros países de su entorno que ya han dado este paso.

Por el momento, las militares en Alemania se ven obligadas a utilizar ropa civil cuando están embarazadas y su uniforme ya no les sirve. De media, cerca del 2 por ciento de las cerca de 20.000 militares del Ejército germano están esperando un hijo, según Defensa.