Compartir

El abogado del expresidente de la Generalitat de Cataluña se muestra muy optimista de cara al futuro judicial de su cliente. Jaume Alonso-Cuevillas asegura que “hay elementos muy sólidos para pensar que la extradición puede ser denegada”.

En una entrevista en RAC1, la defensa de Carles Puigdemont asegura que la justicia alemana le “ha pedido disculpas” por no poder resolver su caso con más rapidez con la Semana Santa de por medio, aunque se muestra confiado en que la decisión final sea beneficiosa para el político preso.

Considera que “el caso pinta bien” y, con “prudencia”, opina que la estancia de su cliente en la cárcel será breve. 

Denuncia que la credibilidad de España en el extranjero está bajo mínimos y que aunque el Gobierno de Rajoy se piensa que “la extradición de Puigdemont es una cuestión diplomática”, los jueces harán lo que tengan que hacer.