Compartir

La presidenta del PP de Madrid, Cristina Cifuentes, denunció este lunes, ante los miembros del Comité Ejecutivo autonómico de su partido, que está siendo objeto de una “cacería” y anunció la “inmediata presentación de una querella criminal contra quienes han hecho acusaciones basadas en falsedades, concretamente, Raquel Ejerique, periodista de ElDiario.es, e Ignacio Escolar, director de este medio”.

En respuesta a la publicación de una información en la que se le acusa de falsificar notas para obtener un máster, Cifuentes dijo que en esta querella, que presentará mediante abogado y procurador particulares, se “solicitarán las diligencias de prueba pericial correspondientes, a los efectos de acreditar la falsedad de las afirmaciones que venimos escuchando”.

Además, con esta actuación legal también busca acreditar “que la subsanación de errores en las actas de calificación, no sólo me afectaron a mí, sino también a otros alumnos del máster, lo que concluye que ni hubo falsedades ni tampoco trato de favor”.

A su juicio, “todo se ha construido sobre la base de una información falsa, parcial y tendenciosa y así quedará acreditado”. Añadió que “se equivocan quienes piensen que, pese a sus falsedades, nos van a desviar de nuestro camino, que no es otro que trabajar mucho y con honestidad”.

Asimismo, la presidenta madrileña reivindicó la “ética de la política, y la política como una actividad noble y digna que contribuye a mejorar la vida de los ciudadanos”.

Tras denunciar “una cacería” contra ella, recordó que es el primer aniversario del decimosexto Congreso del PP de Madrid, en el que fue elegida presidenta y se han cumplido 1.000 días del Gobierno que ella encabeza.

“CAIGA QUIEN CAIGA”

Indicó en este periodo el partido ha hecho “cosas muy importantes como incorporar sistemas de gestión más transparentes y eficaces”.

“Lo estamos haciendo bien y lo saben los madrileños y también nuestros adversarios políticos”, dijo Cifuentes, quien consideró que “en los últimos tiempos estoy siendo objeto de un ataque feroz y despiadado”.

“La lucha de mi Gobierno contra la corrupción, levantar alfombras y brir ventanas y regenerar la vida política y las instituciones, afecte a quien afecte y caiga quien caiga, tiene un alto precio”, destacó Cifuentes, quien denunció que “recientemente se forzó mi comparecencia en la Comisión de Investigación del Congreso, dando pábulo a unas declaraciones machistas, injuriosas, calumniosas y difamatorias, de un presunto delincuente que, por desgracia, desempeñó puestos de gran responsabilidad en nuestro partido”.

Ofreció su versión de los hechos y dijo que el rector de la Universidad Rey Juan Carlos y sus directores de máster “han acreditado que hubo un error, insisto, ajeno a mi responsabilidad, que quienes conocen el mundo académico saben que no es inhabitual, pero que, indudablemente, hay que evitar”.