Compartir

El tiempo de esta Semana Santa será variable en España porque la borrasca 'Hugo' traerá este sábado un temporal de mar y viento en la península, especialmente en Galicia y el área cantábrica; el sol se abrirá paso el lunes y el martes de la próxima semana por el acercamiento del anticiclón de Azores, y el cielo tenderá a inestabilizarse progresivamente el miércoles hasta extenderse las lluvias al final de ese periodo festivo.

La portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ana Casals, señaló a Servimedia que “parece que los fines de semana de la Semana Santa va a llover” y precisó que si bien 'Hugo' se sentirá en buena parte de España este sábado, aún es pronto para considerar si la recta final de la Pascua será igual de lluviosa que al principio.

“La Semana Santa empezará con lluvias y parece que quiere terminar con lluvias. Los días serán claramente más fríos de lo que es habitual para la época, pero menos que esta semana actual. En Valencia y Murcia seguramente irán en manga corta, pero no en muchos sitios más”, añadió.

La borrasca profunda 'Hugo' dará la bienvenida a la Semana Santa con un temporal de mar y viento en la península desde últimas horas de este viernes hasta este sábado por la noche, con lo que su influencia cerca de 24 horas.

'Hugo' se situará en la tarde de este viernes al norte de Galicia y avanzará rápidamente hacia el golfo de Vizcaya. Esa nueva borrasca dará lugar a un temporal de viento en buena parte del área peninsular, mal estado de la mar y, de forma menos intensa, a precipitaciones generalizadas.

La mar empeorará a partir de esta tarde en los litorales de Galicia y del Cantábrico. La altura significativa de las olas aumentará hasta los nueve metros en las costas del norte de Galicia, Asturias y Cantabria, y de seis a ocho metros en el oeste de Galicia y el País Vasco.

AVISO ROJO

Por ello, la Aemet ha activado el aviso rojo (riesgo extremo) para este sábado en las costas de Lugo y del noroeste de A Coruña (desde las 2.00 hasta las 12.00 horas), en Asturias (de 4.00 a 16.00) y en Cantabria (de 7.00 a 17.00), donde el viento alcanzará la fuerza 8 a 9. Además, los litorales de Granada, Almería y Melilla tendrán este sábado olas de cuatro metros.

El viento fuerte o muy fuerte comenzará también este viernes por la tarde en Galicia y Asturias y se trasladará a buena parte de la península durante el sábado. Producirá rachas muy fuertes bastante generalizadas de 70 a 80 km/h, que serán menos probables en el suroeste y el noreste peninsular.

En el interior del este y sureste de la península probablemente superarán los 90 km/h. Las más fuertes se esperan en el norte de Galicia y en los litorales y zonas altas del área cantábrica, con valores de 100 a 110 km/h, y localmente podrán ser huracanadas hasta alcanzar los 120 km/h.

Además, un frente frío activo y asociado a 'Hugo' dará lugar a precipitaciones generalizadas que comenzarán la tarde del viernes en Galicia y se extenderán rápidamente al resto de la península y también a Baleares hasta el final del sábado. Tendrán lugar principalmente durante las horas nocturnas y, en general, no serán intensas.

El tiempo continuará inestable este domingo 25 de marzo, cuando hay una alta probabilidad de precipitaciones en el norte y el sur peninsular, así como en Baleares, mientras que en el resto del país no se esperan apenas lluvias. Nevará en el norte por encima de 1.000 a 1.200 metros, con especial intensidad en los Pirineos.

LUNES Y MARTES CON MEJORÍA

Por otro lado, el acercamiento del anticiclón de Azores por el oeste peninsular dará lugar a una estabilización de la atmósfera el lunes y el martes de la próxima semana, lo que se reflejará en menos nubes y más cielos soleados, así como el cese de las lluvias en buena parte del país, salvo en el extremo norte de la península, donde es probable que rocen algunos frentes atlánticos y dejen precipitaciones débiles.

Las temperaturas del lunes y el martes subirán de manera notable en la mayor parte de las zonas, esto es, entre seis y 10 grados más. Y en Canarias se prevé una situación de alisios con posibilidad de precipitaciones débiles en el norte.

RECTA FINAL

En cuanto al tiempo que hará a partir del Miércoles Santo, la Aemet precisa que para esos días aumenta la incertidumbre, aunque el escenario más probable marca una tendencia hacia una inestabilización progresiva de la atmósfera.

De esta forma, aumentaría la probabilidad de precipitaciones, lo que comenzaría el Miércoles Santo y el Jueves Santo por el norte y el noroeste peninsular, y se extenderían después al resto del país.

Para esos días, la tendencia de las temperaturas es a un descenso progresivo en la mayor parte de las zonas, después del ascenso experimentado el lunes y el martes por el anticiclón.