Compartir

Las fuerzas de seguridad francesas han conseguido abatir al presunto terrorista que se había atrincherado con rehenes en el interior de un supermercado, a 10 kilómetros de Carcassonne (sur de Francia) y que había acabado con la vida de 3 personas.  

Según la prefectura del departamento, el atacante, que dijo actuar en nombre del Daesh, entró en el supermercado 'Súper U' sobre las 11 de la mañana y se escucharon disparos. Según algunos medios el presunto terrorista era de origen marroquí y estaba fichado por la policía. 

El primer ministro francés calificó de “acto terrorista” lo ocurrido, y se solidarizó con las familias de las víctimas.