Compartir

«La juventud valenciana, por unas pensiones dignas». Este es el mensaje que ha transmitido el Consell Valencià de la Joventut en la manifestación que ha reunido hoy en València a miles de personas en defensa de una jubilación digna. De este modo, el organismo quiere «dar fuerza y visibilidad a la voz de los y las jóvenes valencianas», ha afirmado Gustau Pérez, responsable del área de Participación del Consell, que ha hecho hincapié en el deseo colectivo «de conseguir el blindaje del sistema público de pensiones que ponga fin al empobrecimiento continuo que sufren nuestros mayores tras los últimos cambios legislativos».

Pérez también ha recordado la «precaria» situación que, a su vez, vive la juventud valenciana, con un índice de paro y de pobreza superior a la media española. Por eso, desde el Consell Valencià de la Joventut, que representa a miles de jóvenes asociados valencianos, «reclamamos el impulso de un pacto intergeneracional que asegure el poder adquisitivo de las pensiones garantizando un trabajo de calidad, ya que no se pueden pagar pensiones dignas si la mayoría de la población cobra sueldos miserables».

POR UN ESTADO MÁS JUSTO

Desde el Consell Valencià de la Joventut se aboga por cambiar la situación actual de «drama social» con una serie de reformas que garanticen la igualdad y la justicia en el Estado. Por eso, Pérez, en nombre del Consell, demanda «la derogación de las reformas laborales de 2011 y 2013 y la aprobación de un nuevo marco legislativo encaminado a mejorar salarios y condiciones de trabajo». Asimismo, también reclama el impulso de un plan de choque que luche contra la precariedad, la temporalidad y la inestabilidad laboral «que tanto sufrimos»; una medida que, por otro lado, tiene que ir acompañada por el incremento de los ingresos del sistema, «intensificando la lucha contra la ocupación irregular y el fraude a la Seguridad Social o, por otro lado, estudiando la implantación de nuevos impuestos».

La movilización ha transcurrido de forma pacífica y festiva entre la plaza del Ayuntamiento del Cap i Casal i la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana, en la calle de Colón, donde se ha leído el manifiesto reivindicativo de la jornada.