Compartir

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pidió este jueves 22 de marzo, Día Mundial del Agua, una ley a nivel nacional que obligue a los establecimientos de hostelería y restauración a ofrecer siempre la posibilidad de un recipiente con agua del grifo de forma gratuita y complementaria a la oferta del propio establecimiento.

En opinión de OCU, “el agua es un bien básico que debería estar a disposición de los usuarios en los establecimientos de manera gratuita”, por lo que considera que “el consumidor no debería tener que justificarse ante un camarero cuando pide una jarra de agua para acompañar la comida, ni que tenga que aceptar con resignación pagar por una botella de agua envasada cuando el agua del grifo puede consumirse con todas las garantías de calidad”.

En este sentido, OCU recordó que algunos municipios como Granada, Pamplona o Mallorca ya han puesto en marcha iniciativas y proyectos de normativas que incluyen en su articulado la obligación de bares y restaurantes de poner a disposición de los clientes un recipiente con agua fresca y vasos.