Compartir

Ana Julia Quezada fue investigada por la Guardia Civil días previos a su desaparición, según informa 'El Periódico'. Los agentes de la Benemérita colocaron varios dispositivos en su vehículo cuando se convirtió en la principal sospechosa del crimen.

El motivo que llevó a Ana Julia a sacar el cuerpo de la finca fue la decisión de la Guardia Civil de investigar en la parcela donde tenía enterrado a Gabriel ese mismo fin de semana. Los agentes comprobaron desde la distancia como Ana Julia sacaba “el cuerpo desnudo de una persona“.

Posteriormente, le siguieron la pista durante más de una hora, cuando conducía el coche en el que estaba introducido en el maletero el cuerpo sin vida del pequeño. Durante el trayecto, Ana Julia pronunció una frase que la delató: “A ver que hago yo con éste“.

Esta información llega en el momento en que se investiga si Ana Julia le dio ansiolíticos al pequeño instantes previos a su muerte.