Compartir

El presidente de Tabarnia, Albert Boadella, ha acudido a Waterloo (Bélgica) para acudir a la 'Casa de la República' del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. 

La razón por la que se ha desplazado Boadella es para mantener “una reunión al más bajo nivel entre un presidente legítimo y otro ilegítimo”, ha asegurado en declaraciones a la 'Cope'. Sin embargo, el resultado no ha sido satisfactorio para el comediante, ya que el expresidente está participando en una conferencia de derechos humanos en Ginebra (Suiza).  

El líder de Tabarnia no confía en que se produzca su encuentro con Puigdemont ya que, según él, padece “una patología crónica de fuga y es posible que se haya marchado” de una vivienda que define como “mansión del 'high' president de Cataluña”. De hecho, se ha vestido de psicólogo para tratar de ayudar al 'expresident' a superar esa “patología crónica” que sufre. 

A esta aventura no ha acudido solo, sino que ha ido acompañado de dos Mossos vestidos de “constitucionalistas”. De hecho, han llegado a acampar frente a la mansión en la que reside Puigdemont, colocando junto a una tienda de campaña las tres banderas representativas de Tabarnia (la propia bandera tabarniana, la española y la europea).