Compartir

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reclamó este miércoles a los dirigentes del PDECat que “miren hacia delante” y pongan un “candidato limpio” en la investidura que podría celebrarse próximamente en Cataluña para formar un Gobierno que cumpla ley y así ser capaces entre “todos” de “construir algo positivo” en esta comunidad autónoma.

Así se pronunció en la sesión de control al Ejecutivo, en respuesta al diputado del PDECat Jordi Xuclá, que le preguntó por “su decisión de ascender” al coronel Diego Pérez de los Cobos, “responsable de la violencia empleada por el Estado el 1 de octubre contra ciudadanos pacíficos”.

Se refirió así a que el que fuera responsable del operativo policial durante el pasado 1 de octubre en Cataluña ha sido nombrado jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, algo con lo que, en opinión de Xuclá, se “insulta a todos aquellos que condenamos la violencia gratuita” el pasado 1-O.

Rajoy respondió que los nombramientos de la Guardia Civil no dependen del presidente del Gobierno, sino de la dirección general de la Benemérita y que se hacen con arreglo a las normas de funcionamiento de este cuerpo policial. Además, explicó que no se trata de un ascenso, sino de “un cambio de puesto de destino”.

Dicho esto, defendió que la Guardia Civil el 1-O cumplió con “un mandato judicial”, como era su “obligación”. “Otros creen que no hay que cumplir con los mandatos judiciales y yo no puedo compartir ese planteamiento”, dijo con vehemencia el jefe del Ejecutivo. Por ello, negó que sea un “insulto” este cambio de destino.

“Con eso no se insulta a nadie, la Guardia Civil nunca lo hace, sino todo lo contrario”, agregó Rajoy, ante lo que Xuclà le contestó que este “ascenso” contiene una “evidente carga política” y simboliza el “desprecio a todos los que condenamos la violencia aplicada”. “Su mensaje es que el Gobierno premia la violencia gratuita”, criticó.

En consecuencia, el parlamentario del PDECat reclamó al presidente del Gobierno que “pida perdón por la violencia encarnizada” y directamente “destituya y no promocione” al “máximo responsable policial” de la “represión” ejercida el 1-O. “Digo máximo responsable policial porque el máximo responsable político es usted”, espetó Xuclá a Rajoy.

En este punto, Rajoy negó que el nuevo puesto de Pérez Cobos obedezca a intereses políticos o que sea un “desprecio a nadie”. “Ni ha habido violencia gratuita ni es un insulto”, afirmó Rajoy, para después recordar que la Guardia Civil es una de las instituciones mejor valoradas de nuestro país.

“A los únicos a los que no les gusta la Guardia Civil es a aquellos que se saltan la ley a la torera”, prosiguió Rajoy, al tiempo que criticó a los partidos independentistas por haber “roto todos los límites” saltándose la ley, dividiendo a la población y echando a las empresas de Cataluña.

En palabras de Rajoy, los secesionistas “han subestimado al Estado y han sobrevalorado a sus líderes”. En este escenario, recomendó a los dirigentes independentistas que “miren hacia delante” y pongan “un candidato limpio” que cumpla ley. “Y a ver si entre todos somos capaces de construir algo positivo”, zanjó.