Compartir

Continúa la investigación sobre el fallecimiento del pequeño Gabriel a manos de Ana Julia Quezada. El Juzgado de Instrucción número 5 de Almería ha pedido que se investigue si Ana Julia pudo dar ansiolíticos al niño antes de su fallecimiento, según informa 'La Voz de Almería'

El motivo por el que el juez ordena esta investigación se debe a que esta sustancia fue encontrada en el coche de la detenida. También se investiga si el menor pudo haber ingerido esta medicina el día de su desaparición. 

Para ello será necesario el informe que realice el Instituto de Toxicología, que deteminará si en el cuerpo sin vida de Gabriel hay restos de este farmaco. El abogado de Ana Julia Quezada, Esteban Hernández, ha defendido que su cliente “estaba en tratamiento” y por ello “llevaba ansiolíticos”. 

El informe de la autopsia ya reveló que el pequeño Gabriel falleció por asfixia producida el 27 de febrero, fecha en la que desapareció.