Compartir

La Dirección General de Tráfico (DGT) activará durante la Semana Santa nuevas patrullas integrales con las que los motoristas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil llevarán 'mini-radares' para controlar la velocidad de los vehículos que circulen por las carreteras españolas, así como alcoholímetros y detectores de drogas.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, presentó este martes en una rueda de prensa en Madrid ese nuevo modelo de vigilancia en carretera y aseguró que las patrullas integrales son “pioneras en Europa“.

Los agentes encargados de la vigilancia y el control del tráfico van a poder actuar específicamente sobre algunos de los factores que más inciden en la siniestralidad en las carreteras convencionales, donde se producen ocho de cada 10 accidentes.

Zoido, que estuvo acompañado por el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, y el coronel de Operaciones de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, José Luis Tovar, también ofreció los datos principales del dispositivo especial de tráfico que la DGT ha preparado para la Semana Santa.

El dispositivo comenzará a las 15.00 horas de este viernes y concluirá a las 24.00 horas del lunes 2 de abril, periodo en el que la DGT prevé que se produzcan 15,5 millones de desplazamientos, lo que supone un 2% más que en la Semana Santa del año pasado.