Compartir

La Guardia Civil ha encontrado este martes el cadáver de Diego Díaz, de 53 años, agente de Guillena (Sevilla) que desapareció el pasado sábado cuando participaba en las labores de rescate de un vehículo que fue arrastrado por la corriente. 

El conductor del vehículo fue rescatado, pero un guardia civil fue arrastrado por la corriente. Desde entonces, hasta 200 efectivos de las fuerzas de seguridad le han buscado en la zona. El dispositivo de búsqueda lo conformaban agentes de la Policía, Bomberos, GEAS, Protección Civil y Policía Local, tal y como ha informado el Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. 

El agente saltó al agua para rescatar a tres personas que se habían quedado atrapadas en el arroyo. A pesar de salir a su auxilio, no pudo volver a salir por la fuerza de la corriente.