Compartir

El expresidente francés, Nicolas Sarkozy, fue puesto bajo custodia policial esta mañana en Nanterre, al noroeste del país, como resultado de la investigación sobre las sospechas de financiación ilícita de su campaña electoral de 2007, según informan Le Monde y Mediapart, que reveló el caso en 2012. 

Los investigadores intentan esclarecer si, desde 2013, el régimen del dictador libio Muammar Gaddafi pagó dinero a familiares o al equipo de campaña del Ministro del Interior y candidato presidencial Nicolas Sarkozy.

El expresidente permanece desde primera hora de la mañana en las oficinas policiales, donde podría permanecer bajo custodia hasta 48 horas.

El pasado mes de febrero, en plena campaña hacia el Elíseo, un magistrado decidió que el expresidente se tenía que sentar en el banquillo de los acusados por un delito de financiación ilegal de su campaña de 2012. Sarkozy habría gastado 42,8 millones de euros, cuando el límite legal era de 22,5 según recuerda el diario 'El País'