Compartir

Un coche sin conductor, del servicio de transportes Uber, atropelló a una mujer en Tempe, Arizona, causándole la muerte. Se convierte, así, en el primer accidente mortal causado por un vehículo de estas características.

El incidente se produjo cuando la mujer cruzaba la calle de la mencionada ciudad, fuera del cruce peatonal. Según publica 'The New York Times' la fecha exacta del accidente aún no ha sido confirmada, pero según las mismas fuentes, el atropello se produjo cuando el coche circulaba con el piloto automático encendido, aunque una persona iba sentada detrás del volante. 

Una portavoz de Uber aseguró que la empresa “está cooperando totalmente” con las autoridades locales. La compañía ha suspendido, de momento, sus programas de coches sin conductor en Tempe, Pittsburgh, San Francisco y Toronto.

Uber tuiteó que “sus corazones están con la familia de la víctima“.