Compartir

El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, alertó este lunes de que la crisis económica sigue dejándose sentir en la sociedad española y afirmó que ha provocado un “enorme coste social”.

Así lo anunció durante la presentación del Informe Anual de la institución en el Congreso de los Diputados, en una recepción encabezada por la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor.

Según repasó Fernández Marugán, el informe hace referencia a las 760 actuaciones de oficio del Defensor en 2017, 40 solicitudes de recursos al Constitucional de ciudadanos que creían que la institución debía llevar su caso ante los magistrados y 24.976 quejas individuales.

Entre las quejas, en 2017 los ciudadanos protestaban especialmente por la tardanza y las dificultades que tenían sobre el carnet de identidad (6.008 quejas). Luego aparecen quejas “tradicionales” sobre función pública (4.417) y temas de justicia (3.395).