Compartir

La Fiscalía de Catania ha decretado la inmovilización del barco de la ONG española Proactiva Open Arms. El motivo por el que ha sido retenido por las autoridades italianas se debe a que este barco, que rescata refugiados en el Mediterráneo, está acusado de fomentar presuntamente la “inmigración ilegal”.

El barco atracó en el puerto de Pozzalo tras un incidente ocurrido este fin de semana. La ONG denunció que tuvo un incidente con guardacostas libios a 73 millas de las costas de Libia, cuando emprendían una misión de rescate de inmigrantes. Tanto los tripulantes como los periodistas que iban a bordo recibieron amenazas de abrir fuego si continuaban en dirección a Libia. 

Según el diario 'La Reppublica'. el fiscal Carmelo Zuccaro, ha abierto investigación contra el comandante del barco, Mark Reig, y contra la coordinadora de la misión, Anabel Montes. Considera que, además de tener la “voluntad de llevar inmigrantes ilegales” a Italia, habrían “violado los acuerdos internacionales al no entregarlos a las autoridades libias”. 

Además de exigirle la documentación pertinente, el comandante fue detenido tal y como afirmó su abogada Rosa Emanuela Lo Faro a la edición siciliana del medio citado anteriormente. No fue hasta el sábado cuando los más de 200 inmigrantes que luchaban por huir de Libia llegaron a territorio italiano.