Compartir

Una mujer fue detenida el pasado 23 de febrero, después de llegar al hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Heneres con evidentes signos de haber dado a luz horas antes. 

Minutos más tarde, los suegros de la arrestada llevaron al centro médico una bolsa de plástico en la que se encontraba el cadáver de la recién nacida fallecida, que había intentado ocultar en el interior de un armario de la vivienda. 

El Juzgado número 6 de Alcalá de Henares, que ha asumido la investigación, ha decretaro el secreto de sumario.