Compartir

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, confirmó este martes que Ana Julia Quezada, detenida el domingo por la muerte del niño Gabriel Cruz, cuyo cadáver apareció en su coche, no está colaborando en la investigación.

En declaraciones a Radio Nacional, el ministro dijo que la causa es secreta y no podía aportar más datos, aunque indicó que los interrogatorios están yendo “en la línea” de lo que comentan los medios de comunicación, en referencia a que la acusada no está colaborando.

No obstante, el titular de Interior se mostró confiado con que la Guardia Civil consiga las pruebas necesarias para que la detenida pase a disposición judicial, al tiempo que alabó la actuación de la Benemérita desde que se inició la investigación con la denuncia por la desaparición de Gabriel el pasado 27 de febrero.

Según Zoido, los agentes saben, desde la aplicación del Estado de derecho, “cómo obtener las pruebas necesarias para que pase a disposición judicial”. “Confío en la Guardia Civil. Tienen el pleno respaldo del ministro y estoy seguro de que sabrán terminar las diligencias como suelen hacerlo”, apuntó.