Compartir

La sentencia del Juzgado de Instrucción número 3 de Barcelona ha estimado el recurso por el que se pedía la colocación del retrato del rey Juan Carlos en el Ayuntamiento de Barcelona, y obliga ahora al equipo de gobierno de Ada Colau a poner un retrato de Felipe VI.

La magistrada Ana Suárez ha estimado la demanda interpuesta por la Delegación del Gobierno de Cataluña contra el Ayuntamiento de Barcelona por no atender al requerimiento de que cumpliera el reglamento estatal que obliga a colocar el retrato del Rey en un lugar preferente y de honor del salón de plenos de los ayuntamientos.

La polémica comenzó con la retirada del busto del Rey emérito en el año 2015, cuando el equipo de Colau alegó que “no representaba la figura actual de Jefe del Estado”.

Sobre esta polémica se ha pronunciado el portavoz del Partido Popular Catalán, Alberto Fernández, que pide al Ayuntamiento que “cumpla esta sentencia”, ya que se trata de algo que todos los ayuntamientos españoles “deben cumplir”.