Compartir

La policía griega ordena la detención de Ivan Savvidis, presidente del PAOK de Salónica, por saltar al terreno de juego con una pistola. Además, los guardaespaldas que le escoltaban cuando fue a por el árbitro también están afectados por esta orden.

Todo sucedió por un gol anotado en la fase final del encuentro que no subió al marcador. Varela anotaba el gol del PAOK en el minuto de descuento, pero el linier anuló el gol por posición de fuera de juego. Una vez anulado, el presidente del PAOK, con un arma en el pantalón, se fue directo a por el colegiado y le espetó de manera airada: “Olvídate de arbitrar más”.

El viceministro de Cultura y Deportes griego, Yorgos Vassiliadis, aseguró que “no permitirá que nadie altere el fútbol griego”, mientras que Panos Skurletis, ministro del Interior, manifestó que lo sucedido fue “un ataque al honor del fútbol griego” que daña al PAOK y también “a sus seguidores”.