Compartir

El ex-presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha valorado la posibilidad de celebrar unas nuevas elecciones en Cataluña. “No lo desea nadie, al menos nosotros“, aunque “no es ninguna tragedia ir a elecciones”. señaló. Aunque puntualizó que de llevarse a cabo una segunda vuelta electoral sería responsabilidad del Gobierno central.: “Que quede claro que si fuéramos a elecciones sería porque el Estado no ha aceptado los resultados del 21 de diciembre con una enorme irresponsabilidad”.

En una entrevista en 'El Punt Avui', Puigdemont también se refirió a las actuaciones del Tribunal Supremo tras su decisión de no excarcelar a Jordi Sánchez para que acudiera a su sesión de investidura.”Un juez no puede decidir quién es el presidente de la Generalitat, en democracia lo decide el Parlament de Catalunya”. “¿Qué se ha creído el señor Llarena para decir qué diputado puede o no puede ser elegido?”, puntualizó el expresidente fugado y añadió que, si ese fuera el caso, el juez “estaría prevaricando y violando derechos civiles y políticos de un pueblo”, valoró.