Compartir

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, se reunirán sorprendentemente el próximo mes de mayo con el objetivo de iniciar el diálogo para una “desnuclearización permanente”, tal y como ha informado Washington. De llevarse a cabo el encuentro, que será histórico, permitiría poner fin a una escalada mundial de tensión que el régimen norcoreano lleva impulsando desde hace años. Nunca antes se han visto los dos dirigentes. 

Todavía no se sabe dónde será la reunión entre ambos dirigentes pero, dado que Kim Jong Un no suele salir de su país, todo parece indicar que el propio Trump podría viajar hasta Corea del Norte. El líder asiático se compromete a la desnuclearización del país y suspender sus ensayos nucleares durante las conversaciones. La petición fue trasladada a Trump este jueves por un emisario surcoreano que el martes pasado se reunió en Pyongyang con Kim Jong-un.