Compartir

Así se expresó en declaraciones a los medios de comunicación Inés Gutiérrez, una de las 'voceras' de la huelga feminista, momentos antes de arrancar la multitudinaria manifestación que recorrió el centro de Madrid para concluir en Gran Vía a la altura de Plaza de España.

Existe cierta confusión sobre dónde empezaba la manifestación –inicialmente era Atocha-, porque la cantidad de personas que asistieron provocó que se crearan diferentes cabeceras.

Es evidente que esta huelga ya forma parte de la historia“, resaltó Gutiérrez. Sin embargo, añadió que la lucha feminista “ni empieza hoy ni termina mañana”, ya que no pararán hasta que “se cambien las actitudes” y “las formas de pensar“.

Preguntada por el seguimiento, reconoció que “no podemos contabilizar cuántas camas se han quedado sin hacer o cuántos desayunos se han quedado sin servir“, aunque “lo que ha pasado en esta jornada” es latente. En este sentido, destacó el seguimiento que ha tenido la huelga feminista en las universidades, con aulas prácticamente vacías.

Julia Santos, otra de las 'voceras' -como llaman a sus portavoces- de la Comisión 8 de Marzo, señaló que “hoy generaciones de mujeres nos hemos unido” y agradeció la colaboración de “todas las personas que han permitido que la huelga salga adelante” y “le han dedicado un poco de tiempo”, al tiempo que recordó a aquellas mujeres que, por estar cuidando de alguna persona dependiente, no han podido manifestarse ni hacer huelga.