Compartir

Las cuatro mujeres mallorquinas se encontraban viajando de Miami a los Cayos de Florida, una de las zonas más turísticas de Florida por su gran riqueza natural y la gran variedad de playas y fauna.

En el recorrido que estaban haciendo las cuatro mujeres, por causas que aún son desconocidas, el coche en el que viajaban perdió el control invadiendo el carril contrario. Por el otro carril circulaba una caravana de gran tonelaje y colisionaron con ella. Las cuatro, de entre 30 y 32 años, perdieron la vida en el acto debido a la brutalidad de la colisión.

Las mujeres estaban en Estados Unidos pasando unos días de vacaciones.