Compartir

Una media de 247.000 trabajadores faltan a diario a su puesto de empleo en España sin baja médica, según un estudio de Randstad.

En total, más de 820.000 personas no acuden diariamente a su puesto de trabajo, lo que supone un coste anual de 50.200 millones de euros para la empresas españolas.

Los sectores con mayor nivel de absentismo son las actividades de juegos de azar y apuestas (7,1%), asistencia en establecimientos residenciales (6,9%) y actividades de servicios sociales sin alojamiento (6,8%). La media se sitúa en el 4,3%.

 Los sectores con menor nivel de absentismo son los relacionados con el empleo (2,1%), edición (2,3%) y telecomunicaciones (2,3%)

País Vasco, Castilla y León y Asturias son las regiones con mayores tasas de absentismo, todas ellas con índices por encima del 4,9%. Las regiones con menor nivel de absentismo son La Rioja (3,8%), la Comunidad Valenciana (3,9%) y Castilla-La Mancha (3,9%)

Para calcular los 50.200 millones de euros que representa el absentismo laboral para las empresas españolas (un 4,5% del PIB nacional), Randstad considera factores como la pérdida de productividad y eficiencia, lo que reduce la competitividad de las empresas, el coste directo para la empresa (pago de la prestación y la cotización a la Seguridad Social, contratación de sustitutos), y el coste de oportunidad en la producción de bienes y servicios.

Cataluña, la Comunidad de Madrid y Andalucía son las regiones donde el absentismo tiene un coste más elevado, con una cifra acumulada de más de 25.000 millones al año, lo que supone el 50% del coste total nacional.

A continuación se sitúan Comunidad Valenciana, donde el absentismo tiene un coste de más de 4.200 millones, y País Vasco, 3.758 millones. Galicia y Castilla y León, por su parte, registran costes de entre 2.800 y 2.900 millones.