Compartir

Ya hay una primera víctima de los comicios italianos. Matteo Renzi, ex primer Ministro, ha anunciado que renuncia a seguir liderando el Partido Demócrata. Este lunes ha presentado su dimisión por los malos resultados cosechados en las elecciones de este domingo, en las que solo ha cosechado el 18,98% de los apoyos.

El antiguo primer ministro entre los años 2014 y 2016  confiaba poder retornar al poder pero la división en la izquierda italiana le ha privado de esta posibilidad.

“Con menos del 20 % de votos no tengo alternativas, no puedo permanecer: debo ser coherente con mi historia. No estoy interesado a mi destino personal. Puedo ser también un sencillo senador”, ha asegurado. 

Su partido ha quedado por debajo del 19% de los votos, pese a ser la segunda fuerza más votada. 

El Movimiento 5 Estrellas se sitúa como el partido más votado con un 32,52% de los votos.