Compartir

Juan Pablo Escobar, hijo del narcotraficante y líder del Cartel de Medellín Pablo Emilio Escobar Gaviria, ha roto su silencio. En una entrevista concedida a 'El Mundo', anuncia el estreno de un documental que revela hechos inéditos sobre la vida de su padre.

Sobre si su padre era más cruel que en la serie 'Narcos', ha dicho que la serie oculta la violencia del Estado colombiano “a propósito”, cargando todo el peso de la responsabilidad en Escobar, del que dijo que tenía “gran cuota de responsabilidad”, pero no “al 100%”.

En este documental, ha asegurado que hay un archivo familiar “jamás revelado” y que también existen documentos desclasificados de la Embajada de EE.UU “que pueden poner en entredicho” todo lo que se ha dicho sobre el fallecimiento de Escobar: “Esto cambie muy probablemente la historia que hasta ahora se ha querido hacer creer como cierta. El no murió como nos contaron” dijo Juan Pablo, que criticó a Netflix por “glorificar” la figura de su padre.

Además, corrobora que su progenitor se suicidó. El argumento en el que se sustenta es una supuesta confesión que le hizo su padre: “Mi padre nunca quiso que le atrapasen con vida, y que se suicidaría. Me confesó que tenía 15 balas, 14 para enemigos y una, para él. El día de su muerte lo usó hasta siete veces a sabiendas de que la llamada iba a ser rastreada. Esto implica un deseo de dejarse encontrar a propósito” afirmaba.

Juan Pablo, que siempre se ha caracterizado por ser un hombre de paz, de diálogo y que pidió en su momento perdón a las víctimas del narcotráfico, entregó toda su fortuna al Cartel de Cali para seguir vivo y se muestra “triste” por que se le reconozca por “los actos realizados por él” y sí por “los cometidos por su padre”, como en Argentina, donde ha sido investigado junto a su madre por presunto blanqueo de dinero.