Compartir

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp) anunció este lunes su apoyo a las movilizaciones de la huelga feminista convocada para el 8 de marzo, Día de la Mujer, para defender los “derechos sexuales y reproductivos que siguen sin estar garantizados en la sanidad pública”.

“La desigualdad de género como es sabido es un determinante fundamental de la salud, que unido a otros condicionantes como el empleo, el sistema educativo, el de salud o los servicios sociales, da como resultado una peor salud y calidad de vida para las mujeres”, aseguró esta entidad en un comunicado.

En esta línea, la Fadsp llamó a secundar las acciones convocadas “para que el 8 de marzo sea una gran movilización social”, al tiempo que citó como motivo para ir a las protestas que “la reforma del aborto ha añadido sufrimiento y dificultades a las más jóvenes”.

La huelga feminista, impulsada por varios colectivos de mujeres y algunos sindicatos, pretende “visibilizar y cuestionar” el papel del género femenino, impulsando un paro que afecte al plano laboral, estudiantil, reproductivo y de consumo con el objetivo de “pararlo todo para construir de nuevo”.

De hecho, las mujeres están convocadas ese día no solo a no trabajar sino tampoco hacer la compra, no ocuparse de los cuidados, del hogar u otras actividades que tradicionalmente han asumido las mujeres como consecuencia del machismo, por lo que se apela a los hombres a suplir ese papel.