Compartir

El suceso ocurrió en la ciudad de Liverpool, Reino Unido, donde Donald Polland vivía con su hermano Stephen Polland. Los vecinos de la zona donde vivían se percataron de que algo no iba bien ya que llevaban mucho tiempo sin ver a Stephen.

Cuando las autoridades entraron en la vivienda descubrieron el cadáver de Stephen y fueron los forenses los que determinaron que, el hermano de Donald, llevaba dos años fallecido.

Durante esos dos años, Donald continuaba cobrando el subsidio por incapacidad de 26.000 euros que percibía su hermano Stephen. Después de lo ocurrido, Donald está siendo juzgado por dos cargos de fraude y por no dar entierro legítimo a su hermano.