Compartir

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha vuelto a cargar contra el Estado al asegurar que en España “hay una democracia de pladur”. 

En una entrevista en Rac1, el huído líder de Junts per Catalunya ha asegurado que quiere “volver a ser presidente de la Generalitat” pero que, de momento, se ve obligado a renunciar temporalmente.  Después de proponer anoche al exlíder de ANC, Jordi Sànchez, como candidato a la investidura, Puigdemont ha asegurado que “tiene todos los derechos como diputado para ser presidente. Quien ponga trabas cometerá un gravísimo error y probablemente también un delito”.

El expresidente de la Generalitat ha reconocido que el 10 de octubre “cometí un error. Deberíamos haber implementado la república”.

En cuanto a su futuro, Puigdemont lamenta que no pueda volver a España: “Tristemente, la probabilidad más alta que preveo es quedarme mucho tiempo en Bruselas”.  Sobre cómo vive en Bélgica, asegura: “He sido perseguido y vigilado por las calles de Bélgica. Tengo voluntarios y amigos que me ayudan en las tareas de supervivencia básica. No tengo escolta”