Compartir

Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, ha anunciado que Hope Hicks, directora de comunicación de Donald Trump ha renunciado a su cargo.

La dimisión se produce después de que Hicks compareciera ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representante en relación a las investigación sobre la trama rusa. Durante su intervención, que duró más de ocho horas, se negó a contestar a varias preguntas. Sin embargo, la joven reconoció a los legisladores haber dicho “mentiras piadosas” en favor del presidente, aunque nunca sobre nada relevante relacionado con la investigación rusa.

“Hope es sobresaliente y ha hecho un gran trabajo durante los últimos tres años. Es muy inteligente y considerada, así como una gran persona. Extrañaré no tenerla a mi lado, pero cuando me consultó para buscar otras oportunidades, lo entendí totalmente”, ha manifestado Trump en un comunicado. “Estoy seguro de que trabajaremos juntos de nuevo en el futuro“, agregó.

Hicks, de 29 años, se ha mostrado apenada y ha asegurado que “no hay palabras” para expresar su gratitud a Trump, al que le ha deseado “lo mejor“.

La dimisión se produce después de que Hicks compareciera ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representante en relación  a las investigaciones sobre la trama rusa. Durante su intervención, que duró más de ocho horas, se negó a contestar a varias preguntas, sin embargo, la joven reconoció a los legisladores haber dicho “mentiras piadosas” en favor del presidente, aunque nunca sobre nada relevante relacionado con la investigación rusa.