Compartir

El último 'Mapa del emprendimiento en España', publicado en 2017 por Spain Startup, confirma que el autoempleo es más que nunca una opción laboral altamente viable. En este sentido, la entidad arroja datos que demuestran la longevidad de los proyectos emprendidos en la última década: el 9% de ellos tiene entre tres y cuatro años de vida, mientras que un 19% posee un nivel 'growth' o de gran desarrollo. Asimismo, destaca la edad media del trabajador embarcado en la aventura del autoempleo, cada vez más joven. Y es que la amplia formación, especialmente la tecnológica, lleva a un gran porcentaje de menores de 30 años a apostar por sus propias iniciativas.Así, el emprendimiento es sin duda una de las dos principales alternativas al desempleo juvenil. La otra: la movilidad internacional y, en concreto, las prácticas empresariales en el extranjero. Se trata de dos caminos compatibles y que cuentan con el apoyo de estrategias públicas que persiguen el incremento de la empleabilidad de los jóvenes. Entre ellas, destaca el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, dentro del cual se enmarca el Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE). A continuación, veremos cómo este último favorece tanto el autoempleo como los períodos laborales en compañías extranjeras.

Plan de Movilidad

En lo que a la experiencia internacional respecta, el PICE cuenta con el llamado Plan de Movilidad, una red de oportunidades de trabajo en empresas repartidas por toda la Unión Europea. Para consultarlas basta con dirigirse a al nuevo portal de vacantes del plan, alojado en la web de Garantía Juvenil. De esta manera, encontramos unas prácticas administrativas en Cork (Irlanda), con una duración de 3 meses, inicio en abril y una dotación económica de 2.500 euros. También otras de la misma extensión, relacionadas esta vez con el campo de la comunicación, a desarrollar en Luxemburgo, y con una dotación de 2.300 euros. El objetivo de estos períodos es siempre el de mejorar el currículo del beneficiario del PICE. Pensemos que las prácticas en el extranjero son muy valoradas por las compañías durante sus procesos de selección, ya que este tipo de experiencias son sinónimo de comunicación intercultural, autonomía, habilidades sociales y dominio de idiomas, entre otras competencias.

Ayuda al emprendimiento

Por otro lado, el programa contempla incentivos de 600 euros para aquellos usuarios que deseen iniciar una actividad económica. Además, las Cámaras de Comercio ofrecen información, orientación y asesoramiento a todos aquellos menores de 30 años que estén interesados en el autoempleo. Acude a tu Cámara de Comercio más cercana con tu DNI en vigor. Te aconsejan que lleves tu CV impreso y desde Cámara te ayudarán en tu inscripción.

Para terminar, aquellos jóvenes que quieran disfrutar de las ventajas del Programa PICE enmarcado dentro del Sistema de Garantía Juvenil de Cámara de Comercio deben cumplir los siguientes requisitos: estar empadronado en cualquier localidad del territorio nacional español, no tener menos de 16 años ni más de 29, así como no haber trabajado ni recibido acciones formativas o educativas un día antes de la fecha de inscripción.