Compartir

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reclamó este miércoles elecciones generales anticipadas si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no consiguiese los apoyos parlamentarios necesarios para aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018.

“Si Rajoy no saca sus Presupuestos, tiene que convocar elecciones generales”, dice Sánchez en una entrevista que publica el digital 'elConfidencial', en la que, por primera vez, se aviene a pedir una convocatoria electoral anticipada.

“Me gustaría decirle al presidente que su obligación es aprobar los Presupuestos, y que como no los apruebe el señor Rajoy, lo que tiene que hacer es convocar elecciones”, afirma el líder del PSOE.

Además, según recoge Servimedia, Sánchez señala en la entrevista que “esta legislatura está muerta, y nació muerta porque el partido que gobierna venía herido”. A su juicio, “si el PP no goza de una confianza mayoritaria de la Cámara para sacar su ley fundamental, que es la de Presupuestos, tiene que convocar elecciones”.

El líder del PSOE restó importancia al auge en las encuestas de Ciudadanos porque su propuesta “es cambiar el conservadurismo por el neoconservadurismo” y destacó que no ve un “mensaje centrista en el discurso de (Albert) Rivera cuando habla de recortar derechos o de detraer la presencia del Estado en cuestiones que tienen que ver con la redistribución de la riqueza”. “Lo que hace es competir por los extremos con el PP. Y quiero recordar que España no se gobierna desde los extremos”, dice Sánchez, para agregar que “se gobierna con propuestas sólidas, solventes, progresistas y modernizadoras, que es lo que defendemos nosotros”.

“La única propuesta de izquierdas y de cambio real que va a tener España es la izquierda de gobierno del PSOE, y mi aspiración es gobernar en solitario y mirando a la izquierda”, apostilló.

Pese a reclamar elecciones a Rajoy, en este punto indica que se trata de estudios demoscópicos “sobre unas supuestas elecciones que todavía no han sido convocadas, y que se producirán dentro de un año o dentro de dos”.

Remarcar tal distanciamiento con Cs le lleva a asegurar que “el señor Rivera de hoy nada tiene que ver con el que firmó el acuerdo conmigo hace dos años”, en referencia al acuerdo que cerró para intentar un gobierno alternativo al de Rajoy.

AUTONÓMICAS Y EUROPEAS

Respecto a las citas electorales autonómicas, siendo Andalucía la primera que pasa por ese examen, Sánchez no duda en que “una de las claves del éxito electoral del socialismo andaluz es que ha sabido autorregenerarse y autotransformarse desde el Gobierno. Eso pocas federaciones o pocos partidos lo hacen, y Susana (Díaz) es uno de los principales activos que tiene el PSOE”. Además, cree que quien le disputó la Secretaría General “ha asumido que su compromiso político está en Andalucía y me alegro por ello”.

En Madrid, asegura que el PSOE irá con sus “siglas” y que habrá un “tándem hombre-mujer” en las candidaturas para el Ayuntamiento y la de la Comunidad. Y apostilla que “Ángel Gabilondo ha hecho una extraordinaria labor al frente del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid”.

Respecto a las europeas, no descarta que Carmen Calvo pueda formar parte de la candidatura, en la que aseguró que estará Iratxe García actual portavoz. Sobre quién la liderará, sólo anuncia que será “una mujer”. De la continuidad de Elena Valenciano como eurodiputada afirma: “Yo no me voy a pronunciar porque serán los militantes los que nos eleven sus candidatos”.

'LEY MORDAZA'

Por otra parte, Sánchez manifiesta que en España “hay un problema de deterioro y de recorte gravísimo de los derechos y las libertades fundamentales” y “de deterioro y de involución en el régimen de libertades y de derechos, que tiene su epicentro en la 'ley mordaza' (de seguridad ciudadana) y que tiene también derivadas como pueda ser el Código Penal, como pueda ser el derecho a la manifestación y de huelga de determinados sindicalistas que simplemente por haber ejercido ese derecho acaban en la cárcel”.

No obstante, apunta que “más importante aún es que lo que ha ocurrido en Arco (la retirada de una obra fotográfica dedicada a los 'Presos políticos en la España contemporánea') ha trascendido las fronteras de España”.