Compartir

La cantante colombiana Shakira ha pagado al Fisco 20 millones de euros como consecuencia de la deuda que tenía pendiente con Hacienda del ejercicio de 2011 y que le había sido reclamado por la vía administrativa, según informa “El Periodico“.

La Agencia Tributaria argumenta que si la artista colombiana fijó su residencia en España, debía haber tributado el IRPF  tanto de los ingresos que ha generado en España como en el resto del mundo, y no sólo los generados en territorio nacional. Pese a presentar alegaciones por ello, la de Barranquilla ha desembolsado el dinero para evitar cualquier tipo de problema. 

Sin embargo, no es el único frente abierto que tiene la pareja de Gerard Piqué. La Fiscalía de Barcelona también investiga a la cantante por un presunto delito fiscal cometido entre los años 2012 y 2014, ambos inclusive.

La Fiscalía, que estudia ahora las alegaciones que han presentado los abogados de Shakira, dictaminará si presentan o no una denuncia en los juzgados en caso de que estos delitos que le han sido imputados a la colombiana se consideran probados.