Compartir

Los funcionarios están de enhorabuena con la decisión que ha tomado el Ministerio de Hacienda. Cristóbal Montoro 'regala' un día extra como consecuencia de que el 8 de diciembre, día de la Inmaculada y festivo en toda España, es sábado.

Sin embargo, para el resto de trabajadores, el 8 será un día festivo que no será recuperable ni sustituible por las comunidades autónomas. El titular de la cartera de Hacienda ha dado a conocer esta decisión a través de la resolución de la secretaría de Estado del ministerio que él preside, correspondiente al año 2012, en la que se habilita al Ministerio a incorporar a los calendarios laborales un día de permiso cuando algunas de las festividades laborales de ámbito nacional, de carácter retribuido, no recuperables y sustituibles por las comunidades autoónomas que coincidan en sábado”.

Como reconoce la resolución, permiso podrá “disfrutarse individualmente” o bien se puede acumular tanto en días de vacaciones de este 2018 como días de asuntos particulares de este mismo año. Además, el,documento en el que se ha aprobado esta resolución hace hincapié en una condición indispensable, que no es otra que la secretaría de Estado del Ministerio de Hacienda dicte una resolución que sea aprobada antes del 28 de febrero de este mes.

No es el único frente que tiene abierto Cristóbal Montoro. El ministro de Hacienda también se ha comprometido, entre otras cosas, a ajustar en la próxima partida presupuestaria a la equiparación salarial de los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional con respecto a los cuerpos policiales autonómicos y a subirle el sueldo a los funcionarios haya o no presupuestos.