Compartir

La organización Movimiento contra la Intolerancia pidió este lunes al Gobierno que ilegalice los grupos ultras de los equipos deportivos, después de los enfrentamientos en los alrededores de San Mamés entre grupos violentos del Athletic de Bilbao y del Spartak de Moscú el pasado jueves.

La entidad se ha dirigido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para pedirle la ilegalización “de todos los grupos ultras que ejerzan la violencia, antes, durante y después de los espectáculos deportivos”, tanto dentro como fuera de los estadios, así como la expulsión de los equipos que traigan a estos radicales “empotrados” a las competiciones.

Asimismo, Movimiento contra la Intolerancia reclama la adopción de una normativa europea para la protección ciudadana frente a la violencia, el racismo y la intolerancia criminal, y que obligue a adoptar medidas para erradicar estos “problemas” en el ámbito del futbol.

Por último, la organización recordó al Ejecutivo la necesidad de aplicar con rigor y en toda su extensión la Ley contra la Violencia, el Racismo y la Intolerancia vigente en España y la necesaria sensibilización institucional frente a estos “graves problemas”.