Compartir

La dirección nacional de Podemos defendió este lunes que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, decidiera no acudir al acto previo a la recepción oficial con el Rey, con motivo del Mobile World Congress, porque “es una ciudadana del siglo XXI” que “hace honor” a su papel de alcaldesa de la Ciudad Condal y “no es sierva”.

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Coordinación del partido morado, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, se mostró extrañado porque entre en el debate político la no participación de la alcaldesa en la recepción oficial al Monarca cuando se está hablando de una efeméride que trata sobre la “modernidad” y el “futuro”.

En este sentido, se posicionó del lado de Colau: “Suena raro hablar de un besamanos, que evoca a siglos anteriores”. Valoró que Colau “se ha comportado como una ciudadana del siglo XXI que hace honor a sus responsabilidades institucionales”, porque “es alcaldesa, pero no sierva”.