Compartir

A partir de hoy, lunes 26 de febrero, los conductores que quieran aparcar en la capital, y, para ello, pagar  a través de su teléfono móvil, abonarán un 10 % más que si lo hacen con efectivo. 

Esta medida afecta tanto a la zona verde como a la zona azul.

El recargo del 10% se aplicará para cubrir los costes de las propias aplicaciones móviles, ya que la recaudación de los parquímetros repercute íntegramente en el Ayuntamiento.

Esta medida afecta a todos los operadores (entre ellos Telpark, E-park y ElParking), y a más de un millón de usuarios.

La oposición ya ha criticado la medida.