Compartir

El niño padecía de cáncer. Vivía en Fuenlabrada. Según informa Telemadrid, los padres se pusieron en contacto con el Ayuntamiento de Fuenlabrada e incluso los Servicios Funerarios acudieron al domicilio para efectuar el traslado del cadáver. Sin embargo, al faltar hasta 1.600€ para poder pagar el total del transporte, se fueron sin él.

Entre el Ayuntamiento, la Funeraria y el Hospital del Niño Jesús se han hecho cargo de los gastos totales. Tras 20 horas, se ha llegado a una solución, y por fin se han llevado al tanatorio el cuerpo del niño.