Compartir

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, acusó este martes al independentismo catalán de “encontrar refugio” en “la proletaria capitalista Suiza”, después de que el senador del PDeCat Josep Lluís Cleries le reprochara la intención de “romper unilateralmente” el modelo de inmersión lingüística en las escuelas catalanas.

El senador independentista criticó en la sesión de control al Gobierno de la Cámara Alta que el Ejecutivo del PP “piensa intentar romper unilateralmente el pacto por la educación” en Cataluña cuando este partido solo “obtuvo cuatro diputados” en las últimas elecciones catalanas, por lo que estimó que “han quedado deslegitimados”.

El debate, que supuestamente iba a estar centrado en la intención del Ministerio de Educación de “garantizar la libertad” de los padres a elegir la lengua vehicular en los colegios catalanes, acabó en rifirrafe sobre la independencia de Cataluña.

Cleries acusó a Méndez de Vigo de emplear “la dictadura del 155” para “romper” la “cohesión” que, a su juicio, impera en la comunidad autónoma. “Nos sentimos orgullosos de nuestra inmersión lingüística; tienen que tener respeto, dejen de perseguir a maestros y maestras”, espetó el catalán.

Por su parte, el titular de Educación se quejó de que “es usted una persona que siempre dice lo mismo” y “son cosas que no son verdad”, al tiempo que se mostró escandalizado por la afirmación de que se persigue a los maestros.

“Todo lo exagerado carece de valor porque está alejado de la realidad”, sostuvo Méndez de Vigo antes de concluir el debate reprochando la marcha de la diputada autonómica de la CUP Anna Gabriel a Suiza para no comparecer ante el Supremo: “Se han ido a la proletaria capitalista Suiza a encontrar refugio”.

Por su parte, el Tribunal Constitucional estimó hoy de forma parcial el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno cesado de Cataluña contra la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y ha anulado algunos de los preceptos impugnados, al considerar que invaden competencias autonómicas en materia de educación.