Compartir

Los hechos han ocurrido en Córdoba, donde la Audiencia Provincial ha tenido que imponer la custodia compartida a un hombre que no quería hacerse cargo de sus hijos. Esta medida, solicitada por la madre de los niños debido a la imposibilidad de cuidar sola de ambos, ya que uno de ellos sufre una grave discapacidad, ha sido pionera ya que, según informa 'El Periódico' la custodia compartida era difícil que se impusiera si alguno de los cónyuges se oponía a ella.

La vicepresidenta de la Asociación Española de Abogados de Familia (Aeafa), María Dolores Azaustre, ha ejercido de abogada de la madre y ha recalcado que “dada la entidad del problema familiar, se exige extremar los deberes de ambos, sin que puedan hacerse recaer exclusivamente en la madre” y ha recordado que esta medida, según la sentencia de este caso es algo “excepcional” debido a que es una “situación excepcional“.

Según comenta Azaustre la madre “no podía más” ya que tenía que compaginar sus obligaciones laborales con el cuidado de sus hijos y, dado que uno de ellos sufría una discapacidad, estaba desbordada y aseguró que “este fallo nos hace reflexionar sobre el deber que implica tener un hijo, pues también es una obligación cuidarlo cuando existen circunstancias excepcionales que así lo requieren”.