Compartir

El Gobierno vasco recoge en el borrador de anteproyecto de Ley de Empleo Público que en los próximos meses aprobará el Ejecutivo autonómico un aumento del permiso de paternidad a 18 semanas – hasta ahora estaba fijado en cuatro – para los funcionarios, principales beneficiarios de esta medida, equiparándolo de esta manera con el permiso de maternidad.

recoge en el borrador de anteproyecto de Ley de Empleo Público Vasco que en los próximos meses aprobará el Ejecutivo autonómico.

Además, la propuesta incluye que los permisos estarán remunerados en su totalidad y que los periodos de baja no podrán ser intercambiables entre los miembros de la pareja, cuando antes si había posibilidad de intercambiar. El ejecutivo vasco pretende incentivar la natalidad y fomentar la igualdad entre hombres y mujeres.

Por otro lado, en caso de nacimiento múltiple – gemelos o mellizos – o que el hijo tenga cualquier tipo de discapacidad, las parejas dispondrán de dos semanas adicionales. De esta manera el gobierno de Urkullu pretende hacer frente a uno de sus talones de Aquiles, ya que Euskadi tiene una de las tasa de natalidad más bajas de Europa (8,7 nacimientos por cada 10.000 habitantes).