Compartir

Una anciana de 83 años, María Luisa M.B, se enfrenta a seis años de cárcel por matar a su hijo que sufría una discapacidad del 100%. La razón que esgrime la mujer es la incapacidad de mantener a su hijo y evitar que sus otros hijos “cargasen con esa responsabilidad”.

El escrito de la fiscalía reconoce que el fallecimiento del varón de 64 años se produjo en el municipio madrileño de Torres de la Alameda, cuando la madre le endosó a su hijo un “cóctel de medicamentos” que trituró en la batidora y los sirvió en dos vasos. Uno para ella y otro para su hijo “sin que supiese el contenido que había en el recipiente”. Ambos entraron en estado de inconsciencia y fueron encontrados por la hija en el dormitorio de su vivienda.

Una vez ingresados en Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, el hijo murió por hemorragia cerebral. La madre sobrevivió. En el escrito, el fiscal considera que la mujer realizó el asesinato “con alevosía”. 

En el juicio en el jurado popular será quien decida si condenada o no a la mujer.