Compartir

El presidente de la Autoridad Portuaria de Melilla y secretario general del PP en la Ciudad Autónoma, Miguel Marín, ha advertido a los “inmigrantes ilegales” de que “se busquen otra ciudad para llegar a la península”, según expresó en su cuenta de Twitter tras visitar las concertinas instaladas en el puerto melillense.

“Hemos presentado las actuaciones que en materia de seguridad estamos realizando en el puerto. El objetivo es evitar las intrusiones; que los inmigrantes ilegales busquen otra ciudad para llegar a la Península”, escribió Marín en la red social.

El Puerto de Melilla invertirá más de un millón de euros para evitar “intrusiones” de “inmigrantes ilegales” mediante la instalación de concertinas y vallas, así como diferentes “actuaciones en materia de seguridad”, según explicó este miércoles el responsable de la infraestructura.

El objetivo de la autoridad portuaria es recuperar la parte del puerto y evitar que los inmigrantes “campen a sus anchas en Melilla”, según explicó el propio Marín a través de su perfil de 'Facebook'. “Queremos poner orden”, añadió, al tiempo que criticó tanto a Ciudadanos como PSOE y Coalición por Melilla (un partido local) por oponerse a las concertinas.

En su visita a las vallas, el también secretario general del PP melillense aseguró que si un menor se lastima tratando de saltar las vallas -ya que cuentan con cuchillas que pueden producir daños- la responsabilidad será de quienes animen a los niños a saltarla, según informaron medios locales.

Varias ONG, como el Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR), se han manifestado en reiteradas ocasiones en contra de las concertinas, ya que producen heridas y el uso de las cuchillas “atenta contra la integridad física y los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas, siendo contrario al Estado de Derecho y al Derecho Internacional”.