Compartir

El tiempo invernal instalado de manera casi permanente en España desde la semana pasada, con frío intenso en amplias zonas y nevadas en el norte peninsular, dará paso este miércoles -San Valentín o día de los enamorados- a un ascenso térmico prácticamente generalizado debido a la entrada de una masa de aire cálido, después de que las temperaturas esta madrugada hayan ascendido entre cinco y 10 grados en toda la península salvo en el tercio sur.

La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogida por Servimedia, indica que las temperaturas de este miércoles serán más altas que las de ayer en todo el país excepto en el este de Castilla-La Mancha, con los principales ascensos en los Pirineos y Asturias, con hasta ocho grados más.

Las capitales más calurosas serán Santa Cruz de Tenerife (23ºC), Las Palmas de Gran Canaria (22ºC) y Alicante, Málaga y Murcia (20ºC), mientras que sólo estarán por debajo de los 10 grados en Burgos, Cuenca, Pamplona y Segovia (8ºC).

Por otro lado, este miércoles habrá cielos nubosos o cubiertos con precipitaciones en Galicia, la Cordillera Cantábrica, el Cantábrico oriental, el norte de Navarra y los Pirineos. Las lluvias podrían ser localmente persistentes en las Rías Bajas y afectarán de manera más débil y dispersa al resto de la mitad norte peninsular, principalmente al entorno del alto Ebro y a zonas de montaña.

El tiempo estable, con cielos prácticamente soleados, se impondrá en la mitad sur peninsular y en Canarias, y soplarán vientos fuertes o con intervalos de fuerte en Galicia y el oeste de Asturias.