Compartir

El nuevo reglamento interno que previsiblemente aprobará este lunes la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE establece que, en el caso de que haya una gestora, ésta tendrá que poner en marcha en 90 días la elección de un nuevo secretario general.

De esta manera, tal y como defendió en reiteradas ocasiones el actual líder socialista, Pedro Sánchez, durante el pasado, una gestora tendrá como principal misión la apertura del proceso para renovar la dirección del partido y su actividad quedará fijada en un plazo máximo.

Tras la dimisión de Sánchez como secretario general del PSOE, el 1 de octubre de 2016, la Gestora que presidió Javier Fernández estuvo al frente del partido durante ocho meses y tardó seis meses en poner en marcha el proceso electoral para elegir un nuevo líder.

Así, como prometió Sánchez en campaña y como se acordó en la resolución política del 39 Congreso Federal, el nuevo 'Reglamento Federal de desarrollo de los Estatutos', al que ha tenido acceso Servimedia, regula la labor de las gestoras, tanto a nivel federal como en todos los estamentos del partido.

Según el artículo 342, “las comisiones gestoras, incluyendo a sus miembros, serán decididas por la Comisión Ejecutiva de ámbito territorial superior al afectado, previa autorización por la Comisión Ejecutiva Federal y previa emisión de un informe favorable elaborado por la Comisión de Ética regional o de nacionalidad que corresponda”.

“La Comisión Gestora iniciará su actividad con la autorización definitiva de la Comisión Ejecutiva Federal y entre sus funciones deberán incluir necesariamente la puesta en marcha del proceso que dé lugar a la elección de un nuevo/a Secretario/a General y una nueva Comisión Ejecutiva en el plazo de 90 días, sin contar, a estos efectos, agosto como mes hábil”, agrega.

Establece también que, “dentro del plazo de 90 días o, en caso de resultar imposible el cumplimiento de dicho plazo con las mínimas garantías de normalidad, cuando la Comisión Ejecutiva Federal lo estime oportuno dentro del plazo más breve posible, se restablecerá el funcionamiento normal del partido, procediendo a la elección de los órganos preceptivos”. “La Comisión Gestora convocará la celebración de una asamblea o de un Congreso para reiniciar la actividad”.

Con el 'fantasma' del tumultuoso 1 de octubre que terminó con el primer mandato de Sánchez en el PSOE, el nuevo Reglamento también dice que “únicamente dará lugar a la constitución de una Comisión Gestora cuando dimita la persona titular de la Secretaría General en el ámbito municipal de gran ciudad, comarcal, provincial, insular, regional, de nacionalidad o federal”.