Compartir

Por simulación de delito. Esa es la infracción por la que la Policía Nacional ha detenido a un hombre en Dos Hermanas (Sevilla). El hombre fingió un secuestro de hasta cinco días para ocultar un fin de semana cargado de drogas y alcohol.

El hombre alegaba que había sido secuestrado por personas de supuesto acento extranjero durante un total cinco días.

Decía el hombre que los extranjeros le habían pedido una elevada suma de dinero. Además, añadió, tal y como ha quedado registrado en el informe policial.

Tras la investigación policial, se decretó que todo era una farsa. Por otro lado, resalta el cambio de versión de la “víctima”. 

La 'víctima', que aseguraba en su primer testimonio que fue asaltado por tres hombres cuando se disponía a aparcar el vehículo de su jefe, modificó su versión en varias ocasiones.